viernes, 14 de octubre de 2016

Continúa este verso

Hagamos juntas este cadáver exquisito
como si un ave revoloteara en la piscina
como una sirena amando a un dinosaurio
como un rito que nos alarga la existencia
que nos prolonga esta idea de amor y sin distancias
y de océanos por medio.
La lejanía de acercarse como teoría reivindicatoria
de un todo indisoluble,
la idea matemática de que cerca, es una distancia.

Liberemos este amor, este exquisito cadáver,
aquella cena.
Elevemos una amplitud inexacta y serena,
esta vehemente manera de buscarnos
y decirnos te quiero,
este hipérbaton sentío.

Continúa este verso amor, este conjuro,
hagamos de este cadáver
algo exquisito.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada